vino más antiguo

¿Sabías que… la evidencia de consumo de vino en Europa más antigua se ha encontrado en Grecia?

Abrir una botella de vino, servir una copa y disfrutar de todos sus matices es, hoy en día, un gesto muy habitual. Pero, ¿quiénes fueron los primeros europeos que tomaron vino? Según un reciente estudio llevado a cabo por la Universidad Aristóteles de Tesalónica, la evidencia más antigua de consumo de vino en el viejo continente se ha encontrado en Grecia. Los científicos han descubierto restos de semillas de uva y orujo de 4.300 años de antigüedad en Filipos, en el noroeste de Grecia.

Vino en la Antigua Roma

El vino en la Antigua Roma

La Antigua Roma desempeñó un papel fundamental en la historia del vino, no solo por el desarrollo de nuevas técnicas de cultivo y producción, sino también por el incremento de consumo que supuso la expansión del Imperio por el mundo. Y es que, en la época romana, el vino era un producto de primera necesidad, lo que provocó que su consumo se “democratizase”, alcanzando a todas las clases sociales.

Aceite de oliva Antigua Roma

Aceite de oliva, un ingrediente muy apreciado en la Antigua Roma

Plinio El Viejo, escritor y militar romano del siglo I, decía en su obra “Historia Natural”, la única de las que escribió que ha llegado hasta nuestros días, que “hay dos líquidos que son especialmente agradables para el cuerpo humano, el vino por dentro y el aceite por fuera. Ambos son los productos más excelentes de los árboles, pero el aceite es una necesidad absoluta, y no ha errado el hombre en dedicar sus esfuerzos a obtenerlo”. Y es que, en la época romana, utilizado para diferentes menesteres, el aceite de oliva ya gozaba del prestigio que tiene hoy en día.